Archivo de la etiqueta: adolescentes

Acoso escolar: cómo reconocerlo y actuar

El acoso escolar o bullying ya no se circunscribe solo al entorno escolar, sino que se extiende por las redes sociales. El aumento del uso de dispositivos digitales ha tenido como consecuencia un incremento significativo del ciberacoso en redes sociales. Es más, el 22,6% de las agresiones ocurren por esta vía. Plataformas como WhatsApp, Tik Tok o Instagram son caldo de cultivo de estos comportamientos.

Claves para reconocer el acoso escolar

Es muy importante saber reconocer cuando se está produciendo acoso de cuando simplemente los niños están jugando. Los menores se pelean, juegan a veces con agresividad, tienen comportamientos indeseados, se insultan y pueden tener faltas de respeto con compañeros. Pero hablamos de acoso cuando existe la intención de hacer daño de manera intencionada, deliberada y continuada y va siempre dirigida al mismo menor. Además, entre la víctima y el agresor debe existir un desequilibrio de poder. La víctima se encuentra en una situación de inferioridad y el agresor posee una posición de poder.

¿Cómo reconocer las señales?

El acoso escolar es una situación muy angustiosa, que genera en los menores mucha ansiedad. Esta ansiedad puede manifestarse de la siguiente manera: no quieren ir al colegio diciendo que tienen dolor de tripa o de cabeza, vomitan por la mañana antes de ir al colegio, van al centro escolar por una nueva ruta, quieren compañía para ir al colegio. Estos comportamientos no solo se circunscriben a ir a clase, sino que los menores también se resisten a acudir a excursiones u otros eventos.

¿Cómo actuar en caso de acoso?

Es esencial es tratar de mantener la calma y no sacar conclusiones precipitadas. A continuación, es importante escuchar y tener una comunicación abierta. Para ello es recomendable realizar preguntas lo más abiertas posibles, para evitar que nos pueda responder con sí/no. Además, es de vital importancia validar las emociones y sentimientos que esté sintiendo o haya sentido la otra persona “entiendo que estés triste” “entiendo que estés enfadado y que tengas miedo”. Es el momento de escuchar y recoger emocionalmente, no de tratar de dar soluciones.

¿Cómo seguir actuando?

A continuación, el siguiente paso sería contactar con la escuela y los profesores para explorar cómo ven ellos la situación y qué datos tienen. Además, en el caso de que el niños/a siga acudiendo a la escuela pueden proporcionar una mayor supervisión. En algunos colegios poseen un Protocolo de acoso escolar.

Por otro lado, resulta esencial enseñarle a defenderse de las agresiones y los agresores. Pero esta defensa no tiene que ser desde la agresividad ni violencia, se trata de enseñarle a ser más asertivo a que pueda decir “esto no me gusta, no quiero que me hagas eso” o incluso en algunas circunstancias, es preciso enseñarle a ignorar al acosador.

Si tienes dudas sobre si tu hijo/a está sufriendo acoso escolar, no dudes en llamar y ponerte en contacto con nosotros. Además, contamos con una gran experiencia, ya que llevamos años participando en sesiones formativas en colegios a alumnado y profesorado sobre esta temática. Nos encontrarás en el 944241960 en el email info@centrodelta.com o en las redes sociales como instagram twitter.

Aprender a estudiar desde primero de la ESO

Hoy hemos comenzado el programa de entrenamiento en habilidades básicas y eficaces para estudiar en el alumnado de primero de la ESO en el Colegio Irlandesas de Leioa (Bizkaia). Mediante una exposición dinámica, con ejercicios concretos de sus asignaturas, metáforas, ejemplos, etc.

Carmen Gómez-Monedero, Paula González y Luis de la Herrán iremos enseñando al alumnado diversos TIPS fáciles de asumir. Haremos de la agenda una aliada, enseñaremos reglas mnemotécnicas, cómo subrayar, hacer esquemas, resúmenes, etc.

Desde nuestro equipo de psicólogos, ofrecemos técnicas de estudio más eficaces para tener más éxito y rendir mejor en los estudios. Puedes encontramos en www.centrodelta.com info@centrodelta.com o en le teléfono 944241960

¿La legalización es el debate?

¿Queremos la legalización de la marihuana, el hachís, en definitiva el THC cuando está haciendo de las suyas en la mielina de las neuronas? Volvemos a citar recientes investigaciones que evidencian una vez más el daño neuronal en el córtex prefrontal, casi nada. ¿Legal o no? ¿Me van a castigar por comprarlo? ¿Va a ser más fácil acceder?

¿Qué daños causan las drogas en el cerebro?

Creo que bajo el debate de la legalización del Tetrahidrocanabinnol (THC) existe otro de mucha relevancia en relación con la salud mental de las personas que lo consumen. ¿Qué idea tenemos de esta sustancia si pudiéramos encontrarlo en los circuitos comerciales. ¿Qué les parecería a los jóvenes que nunca lo han probado?¿Qué percepción tienen de los tóxicos legales: alcohol, tabaco y THC? Hace poco un adolescente hablando de las bebidas energéticas, afirmaba: «pues yo suelo tomarme dos por las mañanas para despertarme. Eso es normal, ¿no?, si las venden en las tiendas de chuches es que son buenas, ¿no?»

La certeza de bondad de un producto por dónde puede adquirirse es evidente. Cuando compramos una crema hidratante en la farmacia, puede darnos la sensación de que es más eficaz o al menos está mejor elaborada que si la compramos en un supermercado. Hablo de percepción subjetiva, de sesgo; y por tanto de mayor o menor riesgo de consumo del tóxico en cuestión.

El papel de los psicólogos

Los psicólogos que se dedican a la investigación, se han hartado de ponernos sobre la mesa la relación entre el consumo de tóxicos y enfermedad mental grave. Es evidente que cada persona posee un ritmo propio de aprendizaje, pero me atrevo a decir que todas las personas experimentamos aprendizaje: vamos sumando conocimiento con nuestra experiencia y así, en la siguiente ocasión, cometemos menos errores.

Legalizar el cannabis, desde el punto de vista de la percepción del daño causado, puede favorecer que se vea como una sustancia menos peligrosa que si es ilegal.

No legalizar el cannabis es posible que sea percibido como un aviso de que esa sustancia es más perjudicial; siempre y cuando en nuestro entorno global (a un click sabemos lo que pasa en Holanda) tampoco sea legal.

Y para terminar, cómo no, reflexiones sobre uno de los vértices desde el que se debería trabajar más: la prevención. A estas alturas del siglo XXI…, sí, aún hay que desmontar mitos en las consultas de psicología como que fumar porros no abre los alveolos, ni es más puro que el tabaco porque su olor es más dulce… En fin.

El dilema de querer sin ser querido

El dilema de cómo puedo seguir queriendo a quien me está haciendo daño. MI padre o mi madre son quieres más me quieren, pero ahora veo que sus acciones son contrarias a saber que me quiere. ¿Qué puedo hacer?

  • ¿Cómo puede hacerme esto?, con lo que me quiere, con lo que le quiero…

A veces nos encontramos ante un dilema de sentimientos. ¿Si me quiere por qué me hace daño?, ¿si le quiero, por qué no quiero estar con él?

Dilema

No es poco frecuente que las personas se encuentren frente a este dilema, esta disyuntiva cuando quien nos debe querer no parece que lo haga. Hablamos de menores cuyos padres están separados, y «malamente separados». Y no es cuestión de tomar decisiones conscientes, racionales, razonadas, sopesadas,… sino de emociones que entrechocan, emociones antagónicas que difícilmente pueden convivir en nuestro corazón.

¿Qué hacer entonces?

Opción A: Seguimos poniendo la otra mejilla. Volvemos a dar oportunidades. Nos acercamos a la persona querida, y de nuevo nos volvemos a decepcionar. Lo intentamos. Fracasamos. Nos caemos Nos levantamos.

Opción B: Se acabó. No quiero hablar más con él. No pienso exponerme a un desplante más, a un comentario despectivo, a una agresión más por parte de quien me quiere. Hasta aquí he llegado. Corto la relación.

Hay más opciones (la C, D, E,… hasta la Z). Creatividad y flexibilidad serían las dos palabras mantra. ¿Por qué iba a seguir o dejarlo?, ¿no hay opciones en medio de esos dos extremos? Sí, las hay. C: sólo me expongo a esa persona en fechas señaladas, D: sólo en mi territorio, E: me comunico vía chat / e mail, F: me comunico en presencia de un tercero, G: Espero a que me llame para hablar, …

Pero todas ellas, todas esas opciones intermedias pasan por no querer que la otra persona cambie, por aceptar que lo que hace es lo que hace, lo que dice es lo que dice. Si pretendemos que el otro mueva ficha, haga lo que debe hacer, o peor: hacemos de padres de nuestros padres, todo se va a desmoronar: el estrés puede ser entonces intenso.

La decisión que cada uno tome es la mejor, porque es tomada por uno mismo. Pero verlo todo en negro o en blanco, muchas veces no corresponde con una posición de inteligencia emocional.

Desde Centro Delta Psicología en Bilbao podemos ayudarte con este y otros problemas psicológicos que quieras consultarnos. Estamos para ayudarte en nuestra web, en este mail info@centrodelta.com o en el teléfono 944241960.

¿Cómo saber si mi hijo/a ya es responsable?

El jueves día 29 de junio 2017 hablamos en Radio Euskadi con Miriam Duque y Marisa Ozalla en el programa Boulevard sobre la responsabilidad de nuestros/as hijos/as.

¿Cómo sé que puedo comenzar a confiar en ellos?, ¿qué pistas puedo observar que me permitan ir poco a poco dándoles más confianza?

Todas estas cuestiones las resolvemos en casi 15 minutos de programa. E incluimos un pequeño test. ¿Te atreves a hacerlo?

Charla En Colegio Pureza de María

El martes que viene día 30 de mayo a las 15:30h, qué mejor para acabar el mes que una charla a familias del Colegio Pureza de María en Bilbao titulada: «Objetivo verano: cómo evitar excusas para acabar el curso con éxito«.

En ocasiones nos hacemos los remolones, evitamos un último esfuerzo. En cada etapa del desarrollo, tenemos unas necesidades que cubrir, y unas demandas planteadas por el sistema educativo que tenemos que satisfacer.

Iremos por partes. Nos centraremos en lo que necesita cada niño y niña y cada padre y madre a la hora de evitar ese último esfuerzo. Merece la pena.

 

Charla en Colegio Jesuitas Bilbao

Charla sobre Acoso escolar en Colegio jesuitas Bilbao

El próximo jueves día 25 de mayo, a las 19:00 tendré el placer de volver a reunirme con aitas y amas, padres y madres de adolescentes preocupados por el ACOSO ESCOLAR y las formas de maltrato entre iguales.

Con el título: «EL ACOSO ESCOLAR: LA PROPUESTA FINLANDESA Y OTRAS DE SENTIDO COMÚN»  pretendemos transmitir las principales ideas del famoso programa Kiva, implantado en Finlandia y rápidamente difundido por muchas partes del mundo occidental, a la vez que dejamos patente que nadie, a estas alturas ha descubierto la rueda.

Sin desmerecer el programa Kiva, existen muchos programas para prevenir y para actuar frente al acoso escolar, muchos de ellos muy cercanos a nosotros. Debemos fijarnos, desde las familias, en cuáles son los elementos clave de dichos programas y qué papel jugamos como familia frente al acoso escolar entre iguales.

Gráfico Acoso escolar Euskadi.

Hoy en día, parece que mucho del acoso que se produce es a través de un dispositivo electrónico con acceso a internet. Por lo tanto, los patios, las escaleras y los lavabos ya no son el único lugar «sin vigilancia» en el que la impunidad favorece abusar sistemáticamente de quien no puede o no sabe defenderse.

Esta charla está dentro de nuestra línea de trabajo Gure Begiak.

Jueves día 25 de mayo a las 19:00 en el edificio puente del Colegio de Jesuitas en Bilbao, Dr. Areliza, 32.

Padres a debate (ETB-2)

Programa AHORA, con Adela González

A la carta. ETB
Luis de la Herrán. Desde 1 h 09 min ETB-2 AHORA, con Adela González

Ayer tuvimos la oportunidad de participar en el debate organizado por Euskal Telebista sobre algunos de los temas que preocupan y ocupan a padres y madres de adolescentes.

Pudimos hablar sobre el consumo de tóxicos, las alternativas que tienen nuestros jóvenes, las relaciones sexuales,…

Pasamos un rato ameno pudiendo explicar algunos de los puntos importantes que deberíamos tener en cuenta los padres y madres de hijos adolescentes.

Generación corta-pega

copypasteLa vida va pasando y los ciclos se van cumpliendo. El rápido acceso a toda la información que ya está «trabajada» por otros antes que nosotros, pone al alcance de nuestros dedos tantos datos que la tentación de evitar el esfuerzo hace que cortemos y peguemos en exceso.

¿Dónde queda la creatividad frente al folio en blanco?, ¿dónde está la expresión de ideas que ya duermen en nuestros cerebros y que salen mezcladas y relacionadas de manera creativa gracias a nuestro esfuerzo?

Incluso los egipcios de la antigüedad afirmaban que las generaciones venideras darían al traste con el sistema social que imperaba; por ser muy alocadas e irreflexivas. Siempre pasa lo mismo: todas las generaciones pensamos que la siguiente no sabrá estar a la altura… y luego el mundo sigue.

Aún así, desde esta pequeña tribuna abogo por reservar espacios a la creatividad personal, al esfuerzo propio y a la producción de productos de conducta personales y únicos. Dejemos huella.