Todas las entradas de: Luis De la Herrán

Luis de la Herrán es Psicólogo Clínico en el Centro Delta desde 1997 y como Mediador para la convivencia en equipos de trabajo. Es autor de publicaciones y colaborador en medios de comunicación. Ver más

¿I.A. como solución a la salud mental?

Por Leire Roa, psicóloga. La Inteligencia Artificial (IA) aún no se encuentra en su máximo esplendor. ¿I.A. como solución a la salud mental? Está claro que la IA es una herramienta con una gran funcionalidad en el campo de la psicología, pero también puede tener riesgos peligrosos, tanto a nivel ético como terapéutico. Próxima pareja: salud mental e inteligencia artificial. El debate está servido.

Beneficios y estudios

Por un lado, no hay duda de que la IA traerá beneficios para la investigación en salud mental. De hecho, hay numerosos estudios que han analizado los beneficios que puede traer a la rama de la psicología. Investigadores de la Universidad de California analizaron 28 estudios de los cuales concluyeron que este instrumento cuenta con una alta precisión para predecir y clasificar los problemas de salud mental, gracias a sus algoritmos. Otros autores deciden mantenerse más objetivos en su posicionamiento sobre el uso de la IA en la atención de salud mental y declaran que aún es pronto para determinar si se trata del mejor futuro. Sin embargo, comentan que podría ser una buena herramienta para ayudar en algunos escenarios a los terapeutas. Añadir que incluso la OMS se está sumando a la investigación en esta área, concluyendo que uno de los beneficios de este instrumento es la capacidad de tener una gran cantidad de información en nuestras manos, además de su habilidad comparativa de datos que ayuda a obtener la mejor respuesta posible. 

La IA podría ayudar en el análisis de datos, en la accesibilidad, en la personalización, en la reducción del estigma e incluso en la detección precoz. Un ejemplo de estas ventajas se puede observar en la iniciativa de la comunidad de Madrid en donde “Paloma”, la asistente virtual del ayuntamiento, ha entrevistado a las personas mayores de 75 años. Entre los datos recogidos por esta IA mencionar que el 85% de las 2.071 personas que finalizaron la entrevista declararon un sentimiento de soledad no deseada. Esta iniciativa muestra como en poco tiempo (finales de noviembre a principios de diciembre de 2023) el programa ha podido analizar una gran cantidad de datos en un corto periodo de tiempo y hacer una aproximación a una detección precoz de un problema. 

Dudas y retos de la IA en psicología.¡

Por otro lado, es importante mencionar que aún tenemos mucho desconocimiento acerca de los riesgos que pueden traer estas ventajas del uso de la IA. Pero uno de los riesgo que más llaman la atención de esta aplicación es la falta de conexión humana. Gracias a la evolución los seres humanos aún tenemos algo que las nuevas tecnologías carecen, la inteligencia emocional y la empatía natural.

Está característica que nos hace humanos es una de las claves más importantes para tener un buen apoyo psicológico por parte del terapeuta. Aunque esto no quiera decir que no existan ya chatbots que intenten dar consejos psicológicos como el PiAI o el Psicólogo de Character-Al.

Otra área gris en este avance tecnológico y su aplicación en la salud mental son los dilemas éticos que surgirán. Desde los sesgos en los algoritmos que ya han sido detectados, hasta la dependencia a la tecnología que estaría fomentando su uso. Mencionar un ejemplo en el cual podría desencadenarse un debate ético. Hace unas semanas, en el  programa presentado por Pablo Motos “El hormiguero”, se hizo un experimento con IA. En esta prueba, se usaba la IA para que la gente pudiera tener conversaciones con personas fallecidas, a través de proporcionar una serie de datos del sujeto fallecido. Habrá quién opine que este experimento es una oportunidad para una despedida o para decir aquello que se quedó en el tintero cuando un ser querido falleció sin preaviso. Aun pudiendo ser este el caso, se trata de un experimento con un alto riesgo si no se realiza con precaución y con la compañía de una experta profesional de la psicología acreditada. El hecho de tener una última conversación artificial podría ayudar en la búsqueda de un «cierre», pero también podría abrir una dependencia a mantener esta comunicación. Despedirse de alguien que queremos nunca es fácil y siempre habrá cosas que nos gustaría haber dicho. Parece comprensible querer hacer este proceso más fácil a través de la aplicación de la IA, pero es crucial hacerlo de una manera precavida y acompañada de expertos, ya que las consecuencias emocionales pueden ser muy graves.

En suma, la IA se trata de una herramienta que puede aportar mucho a la salud mental gracias a su capacidad de búsqueda, gestión y contrastación de datos. Pero hemos de ser precavidas en la hora de utilizarla debido a sus sesgos, interpretaciones o consejos, ya que podrían traer consecuencias devastadoras.

Artículo escrito por Leire Roa Bilbao, psicóloga colaboradora en Centro Delta Psicología de Bilbao.

Puedes pedir una cita pinchando aquí o mándanos un mail a info@centrodelta.com

Puedes seguirnos en Instagram @deltapsicologia @rcondepsicologa

Yo me estreso en navidad

Si dirías: «yo me estreso en navidad» quizá podemos lanzarte un par de ideas que te interesarán. En las navidades podemos experimentar «estrés navideño». Son fechas cargadas de mucha emoción. Sin embargo, al contrario de los villancicos, la realidad puede no ser una escena de película. Esto puede deberse a diferentes razones. Entre ellas están las comidas y cenas familiares en las que el reparto de tareas suele ser razón de debate, las expectativas sobre los regalos, las discusiones familiares en las propias comidas, los sentimientos de soledad o la presión social al acudir a eventos.

Según Ellen Braaten, PhD, profesora asociada de psicología de HMS en el Hospital General de Massachusetts y directora asociada de su Clay Center for Young Healthy Minds, en 2015 observaron que el sesenta y dos por ciento de los encuestados describieron su nivel de estrés como “muy o algo” elevado durante las vacaciones, mientras que solo El 10 por ciento informó que no había estrés durante la temporada.

Qué notas en tu cuerpo

            Todas estas razones y más pueden estar funcionando como estresores debido a que nuestro cuerpo puede estar sintiendo que no tiene las herramientas suficientes para hacer frente a la situación. Nuestro cuerpo responde a nivel psicológico y fisiológico a estos estresores para una mejor adaptación. Pero puede ocurrir que estas respuestas que en un principio eran adaptativas se conviertan en razones de disminución de calidad de vida (causando enfermedades cardiovasculares o generando problemas psíquicos en algunos casos).

            ¿Cómo se manifiesta el estrés navideño? De la misma manera que el estrés cotidiano, pero en ocasiones puede producir síntomas más intensos. Es por ello que en estas fechas nos podemos encontrar con más irritabilidad, problemas de sueño o con diferentes sensaciones físicas (como por ejemplo tensiones musculares o taquicardias).

Desde la OMS ya nos alertan de que «Podemos experimentar dolores de cabeza u otros dolores corporales, malestar estomacal o problemas para dormir. Es posible que perdamos el apetito o comamos más de lo habitual. El estrés crónico puede empeorar problemas de salud preexistentes y puede aumentar nuestro consumo de alcohol, tabaco y otras sustancias.»

            Es cierto que muchas veces este estrés se interpreta como algo pasajero, porque en cierta medida es así. Sin embargo, podría ser de gran utilidad mejorar esta situación para así evitar futuras problemáticas. Con este objetivo os proponemos unas claves que podrían ser de gran utilidad.

Claves

            En primer lugar, para la próxima época navideña sería recomendable planificar con tiempo los preparativos de comidas y las compras navideñas. La simple tarea de planificar de manera realista el tiempo que vamos a necesitar para cada tarea nos brindara más tranquilidad y estabilidad emocional. Para ello es fundamental ser sinceras con nosotras mismas y poner objetivos alcanzables con el tiempo que dispongamos. Aprovechamos para recordaros que no es necesario llegar a todo, siempre hay posibilidad de delegar y de decir que no.

¿Y en las reuniones familiares?

            En cuanto a posibles encuentros desagradables con familiares el dar claves es algo más complicado, pero recomendaríamos pensar en dejar de lado las imágenes de familias idílicas. Puesto que en navidades más que en otra época del año nos venden imágenes sobre familias perfectas que se reencuentran por navidades, nada más lejos que la realidad en la mayoría de los casos. Es por ello que es importante ser críticos con las imágenes que nos venden y mantener la calma si algún familiar comienza una discusión en la mesa de nochebuena.

Un consejo

            Finalizar, comentando que para combatir la presión social será necesario un trabajo personal para conocer las razones de nuestro malestar. Pero un pequeño consejo que os lanzamos es el de realizar un experimento: elige algo que te guste sólo a ti, que dure 30 minutos, planifícalo, hazlo, y luego nos cuentas…

            Con estas líneas os queríamos transmitir tranquilidad y acompañamiento si alguna vez habéis sentido las navidades como una época estresante. Y con todo ello desde el equipo de profesionales de la psicología del Centro Delta Psicología os deseamos las mejores navidades posibles sin que el estrés se convierta en una limitación.

Feliz Navidad Centro Delta Psicología

Artículo escrito por Leire Roa, Psicóloga colaboradora de Centro Delta Psicología.

Para concertar una cita con nosotros, puedes mandarnos un mail a info@centrodelta.com en le teléfono 944241960 o contactar a través de nuestros canales de instagram @deltapsicologia y @rcondepsicologa

10 octubre: día mundial de la Salud Mental

El 10 de octubre es el Día Mundial de la salud Mental. En todo el mundo pretendemos concienciar sobre este extremo, aún algo tabú en muchas personas y en otras ya muy naturalizado.

Hoy en día, dado que se han multiplicado «por mil» los productores de contenido, cualquiera puede subir a las RR.SS. lo que para esa persona o entidad es la salud mental y cómo mejorarla. Desde la psicología con evidencia científica, sabemos que no todo vale. Mensajes de buenas intenciones, que apelan a sentirse mejor, a abandonar los malos hábitos, a pensar en positivo, … creemos que hacen más daño que beneficio.

La profesionalidad en este campo en ocasiones brilla por su ausencia, como ya estarás habituad a ver: personajes iluminados que con sus comentarios y su «buen rollo» animan a salir de una depresión en escenarios idílicos de playas al atardecer y sonrisas de anuncio. Nada más lejos de la realidad de ayudar a una persona a superar una crisis personal con elementos tristes bastante incapacitantes

Qué hacemos los psicólogos/as

Los profesionales de la psicología lo que deberíamos hacer, desde nuestro punto de vista, es una fundamentada valoración / evaluación de la situación personal. Luego un «análisis funcional» de lo que le ocurre, una propuesta de explicación hipotética del comportamiento de esa persona, una «devolución» muy humana y cercana, escuchando en todo momento, empatizando y validando. Una propuesta de tratamiento o intervención, con una metodología concreta, comprobable y revisable.

10 octubre, día de la salud mental

Quizá no hemos vivido otra época en la que hablemos más de la salud mental y a la vez nos encontramos ante la época de la historia en la que más maremágnum de información, equívoca tenemos. Y en este lío, en esta ensaladilla, es complicado a veces buscar la fiabilidad y la seguridad.

¿Cómo saber si accedo a información fiable en psicología?

  1. Contrástala. Busca en otros lugares de internet la misma información y comprueba que coincide.
  2. Coteja. Comprueba en la web CONPRUEBA del Ministerio de Ciencia e Innovación, que el enfoque terapéutico está reconocido por la comunidad científica. Ver lista de técnicas no comprobadas por el ministerio.
  3. Fuentes fiables. Busca información en Universidades, instituciones que tengan prestigio académico.
  4. Desconfía. Rechaza gurús, personajes que sólo de ellos/as salen los «consejos maravilla».

Extremos: malos consejeros

Los extremos son males consejeros porque no suelen corresponder con la realidad. Tú mismo/a puedes verlo. Cuando analizas con calma una situación que te preocupa, puedes obtener una lista de elementos que te están perjudicando, dañinos, estresantes, etc. De acuerdo. Pero esa lista no suele ser infinita; y suele ir acompañada de otra, con un carácter más optimista de asuntos que pueden ir bien en tu vida; quizá los menores o los menos importantes, de acuerdo, pero normalmente a nadie de la absolutamente y rematadamente mal y a otras personas «enfermizamente» la vida les sonríe a cada paso que dan. No suele ser así.

Por eso la flexibilidad, la distancia y ser consciente del contexto en el que te ha tocado «jugar» son componentes propios de la salud mental.

Una persona saludable mentalmente hablando muestra flexibilidad, se centra en el aquí y en el ahora sin olvidar sus metas, aprende de los errores del pasado, anticipa escenarios futuros temidos para evitarlos, pero no paraliza su vida ni hacia el pasado ni hacia el futuro. Una persona con salud mental es capaz de comportarse con arreglo a sus preferencias personales innegociables: elige lo importante en su vida y tiende a ir a por ello. Una persona con salud mental comete errores, pero procura aprender de ellos, disfruta de los logros, pero sabe que vienen de vez en cuando, muestra humildad, pero sabe que hay asuntos sobre los que controla y conoce.

Flexibilidad y equilibrio

Moverse en los puntos entre dos continuos, cuando el contexto y los demás asuntos lo requieran es la propia definición de salud mental. Cuando sientas que la vida te va fatal, que todo es horroroso, que no tienes salida,… cuando sientas que todo es maravilloso, fantástico y «super»,… probablemente estés, en ambos casos, sesgando. El equilibrio entre lo agradable y lo desagradable es un continuo en le que nos movemos todas las personas a lo largo de todos los días de nuestra vida.

Feliz día de la salud mental. Puedes contactar con nosotros en info@centrodelta.com Puedes seguirnos en Instagram en @deltapsicologia Puedes conocer más sobre nuestro trabajo en www.centrodelta.com

La imagen de enemigo

Quizá no te hayas dado cuenta, pero la imagen de enemigo en ocasiones se instala en tu cabeza de tal manera, que te hace daño por sí sola. Alguien se ha portado muy mal contigo, «objetivamente» te ha hecho daño, y eso es algo que conecta indefectiblemente con sentimientos de rechazo, ira, furia, enfado,…

¿Cuánto daño me hace?

No podemos cuantificar tan fácilmente el daño que la imagen de enemigo puede infringe en ti, pero sí puedo decirte que es una tendencia, 100% humana, que si no aprendes a controlarla (ponerla en duda), puede llegar a bloquear tu vida entera.

Existen una serie de razones, que tú sabes muy bien, por las cuales esa persona ya no se merece tu perdón. Sentir ese remordimiento, esos deseos de venganza o esa inquina, independientemente de que tengas o no razón; te hace sufrir, hablar de ellos más veces de las que desearías. El tema ya cansa, te cansa, y cansa a los demás.

¿Cómo hacer para superarlo?

Hay varias maneras, pero todas pasan por darte cuenta. «El cagado no se huele», solía decir un hombre sabio… Por tanto, si vives instalado en la certeza, en la seguridad de tus convicciones, genial, te proporcionará mucha seguridad; pero si esa seguridad es a costa de pasarlo mal día tras día… ¿te merece la pena? Yo creo que no.

Es importante estar receptivo, o llamémoslo mostrar confianza con las personas que te quieren. Ellas serán las que puedan dar el primer paso en despermeabilizar tus rígidas creencias sobre el conflicto con esa persona odiosa.

¿Y entonces qué hago?

Busca datos, datos actuales, tus conclusiones actuales no son más que ejercicios adivinatorios. Busca evidencias de que esa persona «tan mala» sigue a día de hoy queriendo hundirte, y buscándote tras la esquina para machacarte. Por ejemplo: puedes enterarte de lo que opina sobre lo que pasó el fin de semana pasado?, ¿puedes conocer de primera mano, de palabra, que sigue pensando en que eres un inútil?, ¿sigue despreciando a esa otra tercera persona querida por ti?, ¿ha vuelto ayer a hablar mal de ti?, ¿el propósito de su mensaje en redes sociales es evidentemente dejarte en evidencia?

Datos e interpretaciones

Cuáles son los datos y cuáles tus interpretaciones. Datos: frases, palabras, hechos, actos, comentarios objetivamente con una intención clara y diáfana unívocos, sólo pueden interpretarse de es amanera.

Interpretaciones: datos que no son tan evidentes y que dependiendo de la comunicación no verbal, del gesto, del todo, de la intención, del contexto, del momento en el que se dice,… pueden interpretarse como ofensivos o como inocuos.

Busca estos dos elementos en los «intercambios» que tengas con esa persona odiada.

¿Quizá estarás viviendo del pasado, de los datos ofensivos del pasado, y de interpretaciones ofensivas en el presente?

¿te merece la pena?

A través de la psicoterapia, en unos casos, y a través de la mediación y gestión dialogada de c onflictos en otras, podemos ayudarte a desenredar esa imagen de enemigo que tanto daño te hace.

Estamos en Bilbao, puedes contactarnos en info@centrodelta.com o en el teléfono 944241960 y dejarnos mensaje. Estaremos encantados de atenderte. www.centrodelta.com

Madres perfectas sin modelos en el horizonte

¿Es nuestras sociedad quien pide madres perfectas? No existen manuales de cómo ser una madre perfecta, pero sí modelos, probablemente irreales que son realmente inalcanzables. Quizá nuestras madres poseían modelos más realistas que los que en la actualidad alcanzamos: nuestras abuelas. ¿Es por eso que parece que algo más frecuente estar saturados por los hijos?, ¿es por eso por lo que parece que debemos trabajar como si no tuviéramos hijos y tener hijos como si no trabajásemos?

Madres perfectas

Podemos encontrar por ahí cosas como el agotamiento parental o el burnout referido a los padres y madres., ¿Es eso cierto? En una parte sí, pero en otra no. Explicamos este dilema.

Madres perfectas sin modelos que seguir

O podríamos decir con modelos inalcanzables que se cuelan en nuestro pensamiento automático hacia los que intentamos en vano dirigirnos. Sí, mejor así, más exacto.

Madres que en ocasiones pasados los 40 lucen una figura, una sonrisa y un bienestar por dentro y por fuera encomiable. ¿Qué hay de verdad en todo eso? Probablemente el instante, el momento en le que fue capturada esa fotografía. Ese segundo de placer, orgullo y satisfacción por la maternidad, captado y editado con cierto programa mentiroso que hace que se alejan dichos modelos de la cruda, pero bonita realidad del despeine mañanero y de las legañas porque el niño en cuestión no ha pegado ojo en toda la noche.

madres perfectas

Los modelos de referencia en los que poder fijarnos, y tener como estela a seguir parece que no son reales. Idealizamos tanto cada circunstancia de nuestras vidas que cuando el esfuerzo desmedido aparece, nos quedamos solos, nos quedamos solas. ¿Qué hacer entonces?

Es recomendable poseer una red social extensa o relativamente variada: amigos y amigas con los que compartir nuestras experiencias, y que ellos/as compartan también las suyas. En todos lados cuecen habas, es verdad. Hablar de los problemas, exteriorizarlos es le primer paso para normalizarlos; y luego poder aceptarlos.

El siguiente paso es ponernos manos a la obra con nuestro espejo; sí, sí, el espejo. Debemos reconciliarnos con él. Me miro en él y ¿qué veo?, esa que está ahí soy yo, con mis defectos y con mis virtudes; pero toda yo.

En la consulta del Centro Delta Psicología estamos para ayudarte con este tema y muchas más. Nuestro equipo de profesionales estamos para eso. Nos encontrarás en el 944241960 en el mail info@centrodelta.com o en las redes sociales como instagram o twitter.

Las necesidades en la pareja

En una pareja, en una relación sentimental existen necesidades que deberían ser cubiertas. En muchas ocasiones vemos en terapia que los miembros de una pareja no se han comunicado lo suficientemente, o no se ha expresado con acierto lo que cada uno siente. Así no sabremos bien realmente qué es lo que quiere cada uno y qué necesita. ¿Cómo distinguir sentimientos de necesidades?

Distinguiendo deseos de necesidades

Es importante partir de unos mínimos, de una base de comunicación eficaz que aporte claridad de lo que tenemos delante. ¿Cómo te sientes?, ¿cómo estás?, “cuéntame” sería la palabra mágica que deberemos formular en pareja para comenzar a saber qué pasa por el corazón de nuestra pareja.

¿Necesito o quiero a mi pareja?

Dado que expresar los sentimientos es la base de la comunicación, una vez conseguida, debemos ir más allá. ¿Y ahora qué quieres?, y más aún: ¿qué necesitas?

Para distinguir necesidad de deseo es crucial que revisemos nuestra autonomía como personas individuales. Es decir, que seamos sinceros con nosotros mismos y sepamos hasta qué punto somos capaces de tener nuestra vida aparte de nuestra pareja. Porque necesitar a la pareja para poder ser yo mismo es un error de base. Un exceso de necesidad sobre la otra persona implica una falta de autoestima y de autonomía frente al mundo. Eso es lo que precisamente declinará la balanza hacia una excesiva necesidad en pareja.

Vivir en pareja desde el «te necesito»

Quizá la idea de amor romántico pueda hacernos caer en este error. Ni existe mi media naranja ni deja de existir. Simplemente el planteamiento de una pareja como pieza que completa mi vida es contradictorio al desarrollo de una persona en su totalidad emocional. Por eso ni es terrible no encontrarla ni es necesario mantenerla a toda costa cuando se encuentra.

Los deseos en pareja no son obligatorios en su cumplimiento, son prescindibles, surgen con las necesidades cubiertas. Efectivamente lo ideal es que la otra persona los perciba en toda su dimensión y se dirija a nosotros para intentar satisfacerlos.

En el Centro Delta Psicología te atendremos todas tus dudas acerca de tu pareja y vuestra relación. Nuestro objetivo no es que sigáis como pareja, sino que estéis bien, que cada uno tenga la vida que quiere: en pareja o no. Puedes contactar con nosotros en info@centrodelta.com o en el teléfono 944241960

Nervios en Selectividad, ¿todo a una carta?

Ya toca, ya toca. Selectividad. En eso estamos. Ya ha llegado le día D a la hora H. ¿Y ahora cómo controlo esos nervios que me aparecen?

No hay remedios mágicos, entre otras cosas porque la emoción ansiedad ni es una enfermedad ni hay que eliminarla: hemos de conseguir ajustarla: adecuarla al requerimiento del contexto de exámenes a los que nos estamos enfrentando estos días.

Desde el equipo de psicólogos de Centro Delta Psicología sabemos que para mantener una memoria «fresca» estos tres días es imprescindible comer bien, descansar según los ritmos circadianos (nunca siestas mayores de 20 o 30 minutos), no repasar todo de manera muy intensa a última hora, alejarse de los momentos explosivos que facilitan nuestro nerviosismo, llevar algunos apuntes básicos para repasar algo, he dicho algo, de víspera de cada examen, no comparar resultados de asignaturas de ciencias a la salida, distribuir el tiempo de cada examen de tal manera que te sobren 5 minutos para repasar,… Y sobre todo tener claro, como hacía Peter Pan en el cuento: ¿Cuál es mi idea feliz?, qué tengo claro que va a ocurrir si lo consigo, si no, tener plan B, plan C,… hasta Z.

Pautas recomendables para conservar una buena memoria en estos tres días de selectividad.

La psicología está para el día a día, y desde el equipo de Centro Delta podemos echarte una mano.

Esta mañana hemos compartido nuestro primer café con los amigos de onda vasca. Para contactarnos puedes llamar al 944241960 o ponernos un mail a info@centrodelta.com